28 Feb PROPIEDADES HORIZONTALES Y SU TRIBUTACIÓN.

Las propiedades horizontales antes de 2012, gozaban de la categoría de no contribuyentes de los impuestos nacionales, categoría que fue otorgada por la Ley 675 de 2001, sin embargo a la luz de la Ley 1607 de 2012, se inició un proceso por medio del cual el legislador busco introducir nuevas condiciones para estos sujetos de derecho. De esta manera el artículo 186 de la citada Ley, diferencio dos clases de propiedades horizontales, las llamadas propiedades horizontales comerciales y las de uso residencial.

El artículo en mención dispuso que “Las personas jurídicas originadas en la constitución de la propiedad horizontal que destinan algún o algunos de sus bienes, o áreas comunes para la explotación comercial o industrial, generando algún tipo de renta, perderán la calidad de no contribuyentes de los impuestos nacionales otorgada mediante el artículo 33 de la Ley 675 de 2001. Los ingresos provenientes de la explotación de los bienes o áreas comunes no podrán destinarse al pago de los gastos de existencia y mantenimiento de los bienes de dominio particular, ni ningún otro que los beneficie individualmente, sin perjuicio de que se invierta en las áreas comunes que generan las rentas objeto del gravamen.

PARÁGRAFO 1o. En el evento de pérdida de la calidad de no contribuyente según lo dispuesto en el inciso primero del presente artículo, las personas jurídicas originadas en la constitución de la propiedad horizontal estarán sujetas al régimen tributario especial de que trata el artículo 19 del Estatuto Tributario.

PARÁGRAFO 2o. Se excluirán de lo dispuesto en este artículo, las propiedades horizontales de uso residencial.”1 (Subrayado fuera de texto.) De tal forma que las propiedades horizontales que tuviesen algún uso comercial, ya no gozarían de la calidad de no contribuyente y quedarían sujetas al régimen tributario especial (teniendo que tributar con una tarifa del 20% sobre su renta líquida gravable), mientras que tuviesen uso residencial seguirían consideradas como no contribuyentes.

Sin embargo con la entrada en vigencia del nuevo estatuto tributario, Ley 1819 de 2016, el legislador considero necesario que las propiedades horizontales mixtas o comerciales dejaran de pertenecer a este régimen tributario especial y fueran gravadas de acuerdo al régimen ordinario, adicionando el artículo 19-E, el cual dispuso que “Las personas jurídicas originadas en la constitución de la propiedad horizontal que destinan algún o algunos de sus bienes, o áreas comunes para la explotación comercial o industrial, generando algún tipo de renta, serán contribuyentes del régimen ordinario del impuesto sobre la renta y complementarios y del impuesto de industria y comercio.

PARÁGRAFO. Se excluirán de lo dispuesto en este artículo las propiedades horizontales de uso residencial.” Es decir, que las propiedades horizontales comerciales pasaron de considerarse como no contribuyentes a quedar reguladas por el régimen ordinario, perdiendo los beneficios o excepciones que en un determinado momento las ampararon, mientras que las destinadas a un uso residencial, hoy por hoy siguen gozando de la calidad de no contribuyentes.

1 Ley 1607 de 2012, articulo 186.
No hay Comentarios

Publica un comentario