14 Sep Programa de Ética Empresarial

En un intento del estado Colombiano por combatir la corrupción, y tratar de formar mecanismos de prevención y aminoración del riesgo que ayuden a las empresas para protegerse frente a esta problemática actual, el gobierno promulgo el 2 de febrero de 2016, la Ley 1778, más conocida como la Ley Anti-Soborno, por medio de la cual se dictan normas sobre la responsabilidad de las personas jurídicas por actos de corrupción transnacional y se dictan otras disposiciones en materia de lucha contra la corrupción.

Con la promulgación de esta Ley, se establece un régimen especial para investigar e imponer sanciones administrativas a las personas jurídicas involucradas en conductas de soborno transnacional, para estos efectos se le otorga a la Superintendencia de Sociedades la obligación de interpretar y aplicar las disposiciones que regulan las actuaciones y procedimientos administrativos de este índole, y se la da la facultad de jurisdicción sobre las entidades sujetas a su vigilancia la adopción de programas de transparencia y ética empresarial, normas internas de auditoría y mecanismos de prevención ante el soborno transnacional, es decir, la adopción de programas de ética empresarial. Así mismo, se crea un sistema sancionatorio para las personas jurídicas que den, ofrezcan, o prometan a un servidor jurídico extranjero, directa o indirectamente sumas de dinero, u otro beneficio a cambio de que realice, omita o retarde, cualquier acto relacionado con el ejercicio de sus funciones y en relación con un negocio o transacción internacional.

A su vez, por medio de la ley Anti-Soborno, se le impone el deber a la Superintendencia de promover en las entidades sujetas a su vigilancia la adopción de programas de transparencia y ética empresarial, normas internas de auditoría y mecanismos de prevención ante el soborno transnacional, es decir, la adopción de programas de ética empresarial.

Para estos efectos, Supersociedades, publicó una guía en la que sugiere a las entidades bajo su control y vigilancia la adopción de ocho pasos orientados a crear un programa de ética empresarial, que busque enfrentarse al soborno y las prácticas corruptas. Las ocho prácticas a la que están obligados las entidades vigiladas por la Superintendencia, son las siguientes:

  1. Compromiso de los altos directivos en la prevención del soborno transnacional.
  2. Evaluación de los riesgos relacionados con el soborno transnacional.
  3. Creación de un programa de ética empresarial.
  4. Tener una persona encargada del cumplimiento.
  5. Control y supervisión de las políticas de cumplimiento y el programa de ética empresarial.
  6. Divulgación de las políticas de cumplimiento y programa de ética empresarial.
  7. Tener debida diligencia.
  8. Crear canales de comunicación.

Se encuentran en la obligación de adoptar este programa, cualquier entidad vigilada por la Superintendencia de Sociedades, que en el año inmediatamente anterior a la promulgación de la Ley, hayan realizado de manera habitual negocios con personas naturales o jurídicas extranjeras, y se les otorgó como plazo máximo para la implementación del programa, el día 31 de marzo de 2017.

No hay Comentarios

Lo sentimos. Los comentarios están cerrados en este momento.